• octubre 29, 2022
  • Sin comentarios
  • 472
  • 13 minutos de lectura

¿Viajaban nazis en el submarino hallado en Argentina? Un investigador afronta el misterio

El presunto submarino alemán encontrado en las profundidades del Mar Argentino podría corroborar la idea de que jerarcas nazis de…

 ¿Viajaban nazis en el submarino hallado en Argentina? Un investigador afronta el misterio
El presunto submarino alemán encontrado en las profundidades del Mar Argentino podría corroborar la idea de que jerarcas nazis de muy alto perfil desembarcaron en suelo argentino luego de la Segunda Guerra Mundial, según dijo el periodista e investigador, Abel Basti.
.
Por Sergio Pintado
.
Especializado en rastrear la pista nazi en el Río de la Plata, el periodista e investigador Abel Basti conformó un grupo de trabajo para intentar corroborar los relatos sobre desembarcos de submarinos nazis en la costa argentina en los meses siguientes al final de la Segunda Guerra Mundial.
.
Una de las narraciones mejor documentadas refiere a la ciudad de Necochea, en la costa atlántica de la provincia de Buenos Aires (más de 400 kilómetros al sur de la Ciudad de Buenos Aires). En 1945, un comisario de la ciudad es alertado por los habitantes sobre un misterioso «desembarco» en la costa, cuyo rastro llevaba a una estancia conocida como Moromar.
.
Al acercarse al lugar para comprobar el desembarco, el agente fue «repelido» por los moradores, un grupo de hombres rubios, de tez blanca, que no hablaban español y que estaban armados. «Cuando el comisario pide refuerzos, su jefe le dice que se olvide del tema», recordó Basti.
.
Aquel episodio sembró la duda en el investigador, ya que el submarino que habrían usado aquellos hombres para desembarcar debería estar aún debajo de las aguas del Mar Argentino. Favoreció la sospecha el relato de pescadores de la zona que en más de una oportunidad engancharon sus redes o anclas con lo que podía ser una embarcación que, sin embargo, no aparece entre los cerca de 50 naufragios registrados oficialmente en los alrededores.
.
Bajo el nombre Eslabón Perdido, Basti conformó un grupo de investigación con historiadores, buzos, capitanes de embarcaciones y otros voluntarios, con el objetivo de encontrar si efectivamente frente a la costa de Necochea podía encontrarse el submarino. Un rastreo con radares finalmente permitió confirmar el naufragio.
.
En marzo, Basti se presentó ante la Prefectura Naval argentina para denunciar el hallazgo y corroborar que el naufragio no constaba en ningún registro oficial. «No hay un registro de este submarino pero entendemos que es porque es un secreto militar de Argentina», apuntó.
.
En efecto, desde ese momento Basti y su equipo iniciaron una disputa administrativa con la Armada, que según el investigador intenta quitarle trascendencia al descubrimiento o, directamente, impedir que continúen las pericias.
.
Las disputas incluyeron la determinación de la naturaleza misma de la embarcación sumergida. Mientras Basti aseguraba que se trataba de un submarino alemán de la Segunda Guerra Mundial, el discurso oficial mantenía la hipótesis de que se trataba de un barco.
.
Basti basa su hipótesis en pericias encomendadas por su equipo que «encontraron elementos compatibles con submarinos» como el periscopio o una torreta, que no deberían estar allí de tratarse de un barco. Las imágenes captadas por la pericia fueron revisadas por Fabio Bisciotti, un reconocido experto italiano en embarcaciones de la Segunda Guerra Mundial que confirmó que se trata de un submarino alemán transoceánico, aunque no pudo determinar el modelo específico.
.

La confirmación, sin embargo, sigue siendo discutida por las Fuerzas Armadas, que según Basti responden a las solicitudes del grupo de investigadores con acciones «dilatorias» para entorpecer nuevos hallazgos. Para Basti, «es evidente que este tema quiere ser obviado y negado».
.
Basti adelantó que intimará a la Armada Argentina para que deba ser notificado de cualquier actuación oficial relacionada al descubrimiento. De hecho, la Prefectura ya hizo una exploración propia de la embarcación sin poner al tanto a Basti, que debería ser convocado por figurar en los registros como el denunciante del hallazgo.
.
El argentino también envió una carta al Estado alemán con el objetivo de saber si el país europeo tiene registros del submarino. Basti sospecha que Alemania sí ha registrado el naufragio a partir de una imagen exhibida en el Laboe Naval Memorial de la ciudad alemana de Kiev.

El museo presenta un mapa con los submarinos alemanes hundidos y coloca una cruz frente a las costas argentinas. Basti apuntó que «si bien el mapa no es milimétrico, es la zona en la que se halló el submarino».
.
A pesar de la esperanza de poder extraer el submarino y obtener más conclusiones, Basti aclaró que por el paso del tiempo y la erosión que la sal y el agua pueden haber hecho, es imposible poder encontrar cualquier tipo de elemento con valor historiográfico dentro del submarino, cuya cabina debería haberse inundado por completo.
.
Por si fuera poco, Basti recordó que los alemanes eran «muy meticulosos» a la hora de hacer sus desembarcos, por lo que es altamente probable que se hubieran desecho de cualquier elemento antes de dejar el submarino.
.

¿Qué jerarcas habrían llegado a Argentina en submarino?

Confirmar que la embarcación encontrada es efectivamente un submarino nazi abre una interrogante fundamental: ¿cuál era su misión al tocar suelo argentino?
.
Si bien la huida de jerarcas nazis a Argentina luego de la Segunda Guerra Mundial está documentada e incluye nombres influyentes como el de Josef Mengele o Adolf Eichmann, está comprobado que no llegaron en submarinos, sino en barcos tradicionales.

«La gran mayoría de los nazis que llegaron a Argentina tenía garantizada su inmunidad viajando en barcos con nombre falso. No necesitaron una mayor protección», explicó Basti.

Por tanto, aquellos nazis que pudieron requerir una protección mayor que los obligaba a viajar en submarinos «evidentemente debían tener una jerarquía superior a la de los que llegaron en barco».
.
De todas maneras, Basti no aseguró que en un submarino de ese tipo pudiera haber llegado el propio Adolf Hitler, tal como indica una de las hipótesis más investigadas entre quienes aseguran que el líder nazi no se suicidió en 1945.
.
Basti, que ya ha editado varios libros siguiendo la pista de la supuesta segunda vida de Hitler en Argentina y Paraguay, reafirmó que la presencia del líder nazi en Sudamérica no es tan solo una suposición suya sino que existen «documentos de inteligencia» y del FBI que alientan la hipótesis.
.
«Hay cartas privadas de nazis a las que he tenido acceso en las que se hace mención a ese arribo de Hitler en submarino», apuntó.

Sergio Pintado – Periodista uruguayo. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de la República de Uruguay, se ha desempeñado como periodista de actualidad y política en medios digitales como Montevideo Portal (2011-2019). Desde 2020 conduce el podcast Seguro de Paro, de análisis político de Uruguay.

.

Artículos Relacionados

Fundación Integra Araucanía vivió exitosa jornada de “Planificación Estratégica Regional”

Fundación Integra Araucanía vivió exitosa jornada de “Planificación Estratégica Regional”

Funcionarios de la dirección regional y jardines infantiles de la institución fueron parte de la actividad, la cual se realizó esta…
Otro revés al dólar: el grupo de los BRICS trabaja en una nueva moneda para su comercio

Otro revés al dólar: el grupo de los BRICS trabaja en una nueva moneda para su comercio

El grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) avanza hacia la creación de una nueva moneda para sustituir al dólar…
FIFA confirma a Argentina como nueva sede del Mundial sub-20 masculino

FIFA confirma a Argentina como nueva sede del Mundial sub-20 masculino

Argentina es el principal candidato para ser la nueva sede del Mundial de Fútbol masculino Sub 20, en reemplazo de Indonesia,…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *