• abril 26, 2022
  • Sin comentarios
  • 246
  • 7 minutos de lectura

Ley 21.378: Jueces y juezas de Familia valoran posibilidad de monitoreo electrónico efectivo a agresores en casos de violencia intrafamiliar

SANTIAGO – Más de 160 representantes de juzgados de Familia de las jurisdicciones de Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena…

 Ley 21.378: Jueces y juezas de Familia valoran posibilidad de monitoreo electrónico efectivo a agresores en casos de violencia intrafamiliar

SANTIAGO – Más de 160 representantes de juzgados de Familia de las jurisdicciones de Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena y Valparaíso participaron en una charla dictada por profesionales de Gendarmería destinada a conocer detalles del funcionamiento operativo del sistema de monitoreo telemático en el marco de las medidas cautelares dictadas por violencia intrafamiliar, actividad de capacitación organizada por la mesa técnica que encabeza la ministra de la Corte Suprema Gloria Ana Chevesich.

En el encuentro, que se desarrolló de manera telemática, la ministra Chevesich recordó que la entrada en vigencia de la Ley 21.378 permitirá generar un mecanismo tecnológico para supervisar el cumplimiento de las medidas cautelares de prohibición de acercamiento a las víctimas, al domicilio o lugar de trabajo o estudio, decretadas por los tribunales de Familia en causas en los que se han denunciado hechos constitutivos de violencia intrafamiliar.

En ese sentido, planteó que esta ley significa un avance en materia de protección, pero también un desafío para todos quienes forman parte del sistema de justicia, considerando que propicia el fortalecimiento de la protección de mujeres que han visto afectada su vida, integridad y dignidad.

“Si bien esto constituye un avance en los mecanismos que existen para resguardar con mayor eficacia la vida y la integridad física y psíquica de la mujer de la mujer en riesgo, no resuelve el problema de fondo, toda vez que para prevenir y erradicar la conducta del agresor u ofensor se debe realizar un trabajo más profundo que requiere políticas publicas cohesionadas, visionarias e integradoras que permitan abordar la problemática de la violencia de género con un sentido de comprensión más amplio, ya que hay que hay romper estigmas, creencias y una historia central muy arraigada en el género por lo que es iluso pretender que se puede solucionar simplemente con leyes”, aseguró.

CHARLA

La capacitación fue dictada por Andrea Sifri Espoz, jefa de Departamento de Monitoreo Telemático de Gendarmería y Cristian Savelli Lara, jefe de la sección Administrativa y Técnica de esa repartición, quienes expusieron a jueces y juezas de Familia detalles prácticos del sistema de monitoreo, que considera la instalación de un tobillera electrónica al agresor y la entrega de un dispositivo de control de monitoreo telemático para la protección de la víctima.

En ese sentido, la jueza presidenta del Juzgado de Familia de Arica, Carolina Valenzuela Elías, recordó que esta normativa crea un nuevo marco legal que autoriza la supervisión mediante monitoreo telemático, a través de medios tecnológicos. “Esto se podrá aplicar frente a la prohibición de acercarse a la víctima, a su domicilio, lugar de trabajo o estudio. Lo anterior se implementará conforme a las normas de la Ley de violencia intrafamiliar y de los tribunales de Familia”, dijo.

En tanto, Karina Mendieta Cortés, jueza del Juzgado de Familia de Vallenar, valoró las implicancias que tendrá la aplicación de la Ley 21.378 para la cotidianeidad de las mujeres víctimas de violencia, puesto que “permitiría dar efectividad al cumplimiento de las prohibiciones de acercamiento a las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar y así poder devolverles su libertad y tranquilidad en el diario vivir”.

APLICACIÓN

Sobre el particular, la magistrada Marcela Villegas, del Juzgado de Familia de Coquimbo expresó que para una correcta aplicación es necesaria una mayor coordinación con Carabineros, ya sea para la elaboración de la Pauta de Riesgo como para el cumplimiento de las medidas cautelares que se decreten en el proceso y que requerirán en estos casos, además de la intervención de Gendarmería.

“Hay una mayor atención al detalle para el cumplimiento de los requisitos que la norma exige para la aplicación de esta medida, debiendo verificarse no solo los datos de domicilio de las partes, sino que también de las llamadas zonas de exclusión , que son aquellas donde recae específicamente la prohibición de acercamiento para el denunciado”, precisó .

“NO SOLO DE PAPEL”

La magistrada Mae Valdebenito Fuentes, vocera Juzgado de Familia de Antofagasta, valoró el que Gendarmería explicara a la judicatura lo que implica para ellos como institución la implementación de esta ley, que ya no solo significa mantener al agresor monitoreado, sino también a la víctima para así entregarle una mejor protección. “Esa experiencia que se nos transmitió, nos permite saber cuáles son los problemas que a ellos se les puede generar en la práctica y como tribunal al saberlos podemos dictar resoluciones que los eviten  y que la medida no sea solo de papel», aseguró.

En tanto, la magistrada Patricia Seguel Muñoz, jueza presidenta del Juzgado de Familia de Iquique calificó como muy provechosa la capacitación, “que incluso nos permitió complementar el trabajo que el tribunal está ejecutando, dado que desde el inicio de este mes, la ley ya se encuentra en aplicación. El tribunal ordenó capacitaciones internas para todos los miembros y por Comité de Jueces se adoptaron decisiones respecto del formato a utilizar y se aprobaron modelos de resoluciones tipo para agilizar este proceso. Asimismo desde inicios de este mes, el tribunal ha decretado medidas cautelares bajo esta modalidad al cumplirse los requisitos legales”.

Sara Covarrubias Naser, jueza de Familia de Viña del Mar recordó que un punto sobre el que se ahondó y que generó muchas dudas es el perímetro de protección que se aplicará para los casos de los juzgados de Familia, ya que si bien en los tribunales de Garantía y Orales está delimitado en dos mil metros, el perímetro o zona de protección debiera tener un rango menor para que sea efectivo.

“La propuesta es que el perímetro se fije en mil metros, pues en los juzgados de Familia hay situaciones en las cuales tanto la víctima como el ofensor trabajan o viven en lugares muy cercanos y ese rango permitiría a Gendarmería activar el protocolo a través de la aplicación con la que cuentan”.

Para este lunes 25 y martes 26 se tiene programada capacitaciones en esta materia a magistrados y magistradas desde Talca hasta Punta Arenas.

.

Artículos Relacionados

Nueva Constitución chilena: ¿plagio a la Constitución de Bolivia?

Nueva Constitución chilena: ¿plagio a la Constitución de Bolivia?

Durante el trabajo de la Convención Constitucional, que cesó funciones este 4 de julio con la entrega de la propuesta final…
El juicio contra “primera línea” entra a etapa final

El juicio contra “primera línea” entra a etapa final

SANTIAGO – El juicio a la llamada “primera línea” está a punto de concluir. Se inició hace un mes y por…
¿Hacer inofensivas las células cancerígenas? españoles e israelíes dicen que es posible

¿Hacer inofensivas las células cancerígenas? españoles e israelíes dicen que es posible

Un equipo de investigadores españoles e israelíes dice haber encontrado un mecanismo para hacer que las células cancerosas de la sangre…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.