• diciembre 26, 2021
  • Sin comentarios
  • 222
  • 10 minutos de lectura

Consejos para mejorar la calidad de vida en la vejez de nuestros perros y gatos

SANTIAGO – Envejecer es un proceso biológico natural para todo ser vivo. Al igual como ha ocurrido con los humanos,…

 Consejos para mejorar la calidad de vida en la vejez de nuestros perros y gatos

SANTIAGO – Envejecer es un proceso biológico natural para todo ser vivo. Al igual como ha ocurrido con los humanos, nuestras mascotas han experimentado un importante aumento en la esperanza de vida en las últimas décadas. Frente a este fenómeno, especialistas de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile llaman a estar atentos a los primeros signos de esta etapa en nuestros animales domésticos y a consultar a veterinarios especialistas en áreas como neurología, cáncer y traumatología para ofrecerles una edad mayor más saludable.

Al entrar en el período denominado geriátrico, perros y gatos sufren pérdida de fuerza y agilidad, cambios en el metabolismo, pérdida de visión y audición, disminución de su masa ósea, pérdida de dientes y problemas con la piel. Por eso, es necesario que tengan anualmente un chequeo preventivo que les permita una mejor vejez. Esta precaución hoy resulta fundamental, ya que de acuerdo al Dr. Ignacio Arias, médico veterinario especialista en traumatología y académico de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias (FAVET) de la U. de Chile, «hoy en día las mascotas viven más tiempo. En la década del noventa los perros vivían en promedio 10 años, hoy viven entre 14 y 15 años«.

Pero ¿qué está pasando ahora? A juicio del especialista «la relación de la mascota con su tutor es mucho más estrecha, es más familiar, son como hijos, lo que permite a las personas darse cuenta que está cojeando, que no ve tan bien o está tomando mucha agua y, por lo tanto, podría tener diabetes». Este fenómeno ha permitido que aparezcan nuevas especialidades veterinarias en edades más avanzadas, que van desde la endocrinología a la zoopsiquiatría, pasando por la cardiología, traumatología, neurología y la oftalmología.

Cada día hay más familias con mascotas y al ser mejor cuidadas viven más años. «Antes las mascotas se alimentaban con los restos de la comida de los humanos, hoy la mayoría ingiere comida especial. Existe comida para perros geriatras, cachorros, en crecimiento y activos. Además, se lleva a la mascota a control sano, se le colocan vacunas, se desparasitan, o se les hacen chequeos completos una vez al año» explicó el Dr. Arias.

Lo importante es conocer cuándo comienza la vejez en perros y gatos y estar alerta para prevenir enfermedades. Los felinos empiezan su edad madura a los 7 años y la vejez de los perros está asociada a su peso. Las mascotas de más de 15 kilos son mayores a los 8 años y las más livianas alrededor de los 10 años.

«A medida que las mascotas envejecen presentan problemas en diversos sistemas y órganos, y pueden comenzar a perder la visión, audición e incluso el olfato, lo que cambia la forma en que se relacionan con su entorno», señaló el Dr. Diego Elgueda, médico veterinario, doctor en neurociencia y académico de FAVET. Precisó, además, que «pueden presentar problemas articulares, dificultando la movilidad y causándoles en ocasiones dolor, lo que afecta su humor y sus habituales ganas de jugar o relacionarse con las personas».

Disminuir la actividad

Lo importante es que los tutores de una mascota de 8 o 9 años entiendan que es un animal mayor y no puede ser sobre exigido, es recomendable que descanse y esté tranquilo y no haga largas caminatas, plantean los especialistas.

Los perros, con el paso de los años, sufren de dolores en los dedos, rodillas y caderas, y sus articulaciones ya no son las de un cachorro. «Al igual que en un abuelito, en una mascota ocurre un desgaste natural de las articulaciones. A medida que pasa el tiempo se generara un fenómeno de inflamación o artritis, y si esta es constante y severa lleva a la artrosis, que es la degeneración de la articulación», explicó el Dr. Ignacio Arias.

«Muchas de estas dolencias tienen tratamiento medicamentoso, se debe dar antiinflamatorios o analgésicos para que tengan una vida con dolor controlado. Incluso hay que realizar cirugías para hacer una limpieza articular y eliminar los focos de artrosis para que la mascota se mueva de mejor manera y tenga menos dolores» añadió el Dr. Arias. Por otro lado, la inestabilidad y la caída de la cadera en perros tiene relación con la pérdida de musculatura a medida que pasan los años. Esta inestabilidad puede ser riesgosa, ya que se producen cortes de ligamentos cruzados, sobre todo los de la rodilla.

Detección precoz del cáncer

El cáncer es una enfermedad que afecta habitualmente a mascotas de más de 7 años. Hay algunos tipos de tumores que se pueden dar en animales más jóvenes, pero la edad es el principal factor de riesgo. En perros existe mayor frecuencia de tumores de piel, linfoma que afecta a los nódulos linfáticos, y los tumores mamarios. Los gatos, en tanto, padecen habitualmente de linfoma, leucemia, cáncer de mamá, y carcinoma de células escamosas.

Según el Dr. Cristián Torres, médico veterinario especialista en cáncer y académico de FAVET, «los tumores son más frecuentes en perros, se sabe que 1 de cada 4 perros va a desarrollar un cáncer en su vida y esa frecuencia de presentación aumenta en mascotas mayores de 10 años, donde 1 de cada 2 perros puede desarrollarlo».

«Es una enfermedad difícil de prevenir porque depende de cada tipo de cáncer. En el caso de tumores mamarios en perros, si se hace esterilización a edades tempranas -antes del primer año de vida- el riesgo que desarrollen cáncer mamario disminuye casi a cero, pero esta puede incrementar el riesgo de otros cáncer», afirmó. Agregó, por otra parte, que «en animales mayores de 6 y 7 años es necesario hacer controles dos veces al año para hacer un examen exhaustivo y detectar algún tipo de tumor. Es la única posibilidad de hacer detección precoz y dar el tratamiento eficaz para esta enfermedad«.

Los tratamientos contra el cáncer para mascotas son muy parecidos a los que se usan en las personas, y se basan en dos estrategias: la cirugía que permite el control local de tumores y la quimioterapia para tipos de cáncer que tienen una alta posibilidad de diseminarse o para otros que ya están diseminados.

Enfermedad de Alzheimer en perros

Con la edad y la pérdida de la visión y audición, muchos animales tienen problemas para comunicarse y pueden terminar aislándose. «Esto lleva a que el cerebro tenga progresivamente menos información para procesar, lo que dificulta la capacidad de aprender, resolver problemas o adaptarse al entorno. Además, como las neuronas del cerebro no pueden reproducirse como otras células del organismo y se pierden durante la vida, el cerebro se deteriora en su capacidad de almacenar información, comprender el entorno y generar la conducta» sostuvo el Dr. Diego Elgueda.

Al igual que en los humanos, la Enfermedad de Alzheimer también aparece con la edad. Es una forma de demencia en la cual existe una acumulación patológica y progresiva de una molécula llamada beta-amiloide en el cerebro, que afecta la capacidad cognitiva, la memoria, y las habilidades sociales, al punto de impactar significativamente el diario vivir de las mascotas.

«En perros de edad avanzada también podemos encontrar el Síndrome de Disfunción Cognitiva Canina, que parece tener base en la acumulación de beta-amiloide, y afecta de manera muy similar el comportamiento de los caninos y su forma de relacionarse con las personas. Estos tienen conductas anormales y repetitivas o se muestran indiferentes o irritados al contactarse con sus dueños» destacó el Dr. Diego Elgueda.

Lamentablemente, tanto el Alzheimer como el Síndrome de Disfunción Cognitiva Canina no tienen cura y son enfermedades progresivas, pero recientemente se ha determinado que, en humanos, el principal factor de riesgo modificable que contribuye al desarrollo del Alzheimer es la sordera.

«La gente que presenta sordera tiene más probabilidades de padecer Alzheimer si no la corrige con el uso de audífonos. Esto aún no se ha explorado en profundidad en medicina veterinaria, y no existen aún soluciones como usar audífonos en las mascotas, pero el enriquecimiento de la experiencia sensorial y darles más compañía y cariño, podría ayudar a que no se aíslen socialmente y, tal vez, retrasar la ocurrencia de esta patología», finalizó el especialista en neurociencia.

 

Artículos Relacionados

¿Llega la viruela del mono a América Latina? Así se preparan los países

¿Llega la viruela del mono a América Latina? Así se preparan los países

Con más de una treintena de casos registrados en Madrid, los países de América Latina ya ajustan sus protocolos para que…
Corte Suprema acoge recurso de amparo por allanamiento que afectó a familia sin relación con investigación penal y establece actuar arbitrario de Carabineros de Ñuble

Corte Suprema acoge recurso de amparo por allanamiento que afectó a familia sin relación con investigación penal y establece actuar…

SANTIAGO – La Corte Suprema acogió el recurso de amparo presentado en contra de Carabineros de Ñuble, por la realización de…
Diputados piden a Hacienda eximir a Bomberos de impuesto específico a los combustibles

Diputados piden a Hacienda eximir a Bomberos de impuesto específico a los combustibles

Legisladores se reunieron con subsecretaria Sanhueza, para aliviar la carga presupuestaria del Cuerpo de Bomberos y puedan reutilizar dichos recursos en…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.