• julio 30, 2021
  • Sin comentarios
  • 99
  • 5 minutos de lectura

Destrucción (no) creativa

Sra. Directora: A Joseph Schumpeter, economista y sociólogo austríaco del siglo XX, se le recuerda por haber identificado que el…

 Destrucción (no) creativa

Sra. Directora:

A Joseph Schumpeter, economista y sociólogo austríaco del siglo XX, se le recuerda por haber identificado que el dato esencial del capitalismo era lo que el llamó el proceso de «destrucción creativa». En este proceso de mutación industrial, afirmaba Schumpeter, lo viejo era desplazado por lo nuevo, las innovaciones producidas en el mercado destruían, de alguna forma, a las soluciones que hasta aquel entonces se utilizaban. La turbina destruyó a la rueda hidráulica, y el aeroplano a la silla de postas. Así, lo propio del capitalismo sería que sus lógicas de evolución, sumado a las presiones de la competencia, experimentan procesos en que las nuevas soluciones son por regla general mejores que las anteriores. En el plano político, sin embargo, pareciera no aplicarse la misma lógica. ¿Son todas las innovaciones políticas necesariamente mejores que las anteriores? Bastaría revisar las experiencias latinoamericanas y las tristes revoluciones fallidas para dar cuenta de que aquello no es cierto.

La experiencia histórica de los reemplazos constitucionales en América Latina (Venezuela el más evidente de ellos), advierten que el proceso político no se distingue por avanzar inexorablemente hacia un mejor estado de las cosas, o, siguiendo la lógica Schumpeteriana, advierten que en el proceso político hay un lugar efectivo para «destrucciones no creativas». Y esto es relevante para nuestro proceso constituyente en curso. La conclusión que se sigue de esto es que no hay razón para confiar una fe ciega en que el proceso de reformulación constitucional que asistimos dará lugar necesariamente a un set de instituciones mejores que las que se han decidido democráticamente desechar. Ello dependerá, es evidente, de cómo evolucionen los acuerdos al interior de la convención.

Un espíritu de optimismo ciego depositado en la convención puede, a lo menos, llevarnos a la ingenua suposición de creer que todo cambio siempre nos conducirá a un estado de cosas mejor que el que se deja atrás. Por ello, a pesar de que el optimismo pareciera ser por estos días un deber cívico, también lo debiese ser el escepticismo y la sana crítica respecto a un proceso constituyente que definirá buena parte de las décadas venideras.

Atte.,

Patricio Órdenes Alfaro – Estudiante de Magíster en Políticas Públicas PUC


Fundación Diario La Razón es una organización sin fines de lucro dedicada a “promover el desarrollo de las buenas prácticas del periodismo y fomentar la libertad de expresión, opinión e información desde una perspectiva de los Derechos Humanos”. Tiene sede en Santiago de Chile.


Artículos Relacionados

TDLC establece regulaciones específicas para el mercado de medios de pago con tarjetas

TDLC establece regulaciones específicas para el mercado de medios de pago con tarjetas

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) dictó sus Instrucciones de Carácter General N° 5/2022 (ICG N° 5) en…
La innovadora ‘app’ creada por adolescentes chilenas que reduce el gasto eléctrico

La innovadora ‘app’ creada por adolescentes chilenas que reduce el gasto eléctrico

Las jóvenes chilenas Renata Sánchez, Victoria Vilches, Pía Sobarzo, Catalina Prado y Camila Ortiz fueron reconocidas con el Climate Prize en…
Combatientes de la neonazi Kraken fusilan a 100 soldados ucranianos que huían

Combatientes de la neonazi Kraken fusilan a 100 soldados ucranianos que huían

Los combatientes de la formación ultranacionalista Kraken fusilaron a 100 soldados ucranianos de la derrotada 58ª Brigada de Infantería Motorizada que…