• mayo 17, 2021
  • Sin comentarios
  • 112
  • 10 minutos de lectura

«La lista Trabajadores al Poder» disputará las elecciones internas de la CUT

«La diversidad del movimiento sindical no tiene cabida en dos partidos que monopolizan todas las decisiones de la CUT, necesitamos…

 «La lista Trabajadores al Poder» disputará las elecciones internas de la CUT

«La diversidad del movimiento sindical no tiene cabida en dos partidos que monopolizan todas las decisiones de la CUT, necesitamos una dirección sindical monolítica, pero no hegemónica».

(Fabián Caballero Vergara, vicepresidente formación sindical CUT Chile)

SANTIAGO – Los días 18, 19 y 20 de mayo de 2021, con una extensa nómina de dirigentes/as sindicales, de las cinco que se inscribieron, conformada por organizaciones del sector municipal, educación y de la producción, desde Antofagasta hasta Punta Arenas. En esta ocasión han experimentado un significativo crecimiento orgánico, llevando en sus registros a 40 candidatos/as provenientes de diversos sectores sindicales, con el propósito de ser electos/as en el Consejo Nacional de la CUT, cuya composición es de 45 miembros.

A esta nómina de dirigentes se les asignó en el voto la letra D, la encabeza Fabián Caballero Vergara, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Municipales de Chile (FENTRAMUCH), y uno de los actuales vicepresidentes de la multisindical. La lista está conformada por casi un 40% de mujeres dirigentes, superando de esta manera la cuota de 30% de género que exige los actuales Estatutos de la CUT.

Son parte de la lista, la Federación Nacional de Trabajadores de la Educación, FENATREDUC, la Federación de Trabajadores Municipales de la Región de Magallanes (FETRAMUMACH), la Federación Nacional de Asociaciones de Cementerios Municipales, FENASCEC, y el Sindicato Nacional Viña San Pedro 2 Holding CCU.En el acto de inscripción de la lista, ante el Colegio Electoral Nacional de la CUT, Fabián Caballero señaló las ideas centrales compartidas por sus pares en la lista:

«Quienes integramos esta lista somos de la idea que el movimiento sindical debe capitalizar todo el descontento social, todo el desengaño político y toda la dispersión organizativa, pero para eso, necesitamos una central que no actúe con sectarismos partidistas y binominales como lo ha hecho hasta ahora. La diversidad del movimiento sindical no tiene cabida en dos partidos que monopolizan toda la actividad de la CUT, necesitamos una dirección sindical monolítica, pero no hegemónica. Necesitamos para los actuales tiempos una CUT que inicie cambios democráticos profundos al interior de su funcionamiento y que se ponga a tono con las transformaciones que la sociedad nos demanda».

Consultado sobre el balance que el movimiento sindical realiza por los treinta años de neoliberalismo imperante en Chile, el dirigente expresó que es la misma lista que ha planteado desde siempre que los problemas de los trabajadores son problemas políticos, «y que por tanto tienen su origen en la mantención de la constitución de Pinochet, Constitución que desde el retorno a la democracia ningún gobierno ha querido cambiar. Nuestra lista es la misma que ha señalado que la CUT debe iniciar un camino de discrepancia ideológica y política con los sectores que nos han gobernado todos estos años desde la Moneda y desde el Congreso. Somos la lista que ha insistido que el movimiento sindical debe enfrentarse a la derecha, pero también a la denominada oposición, por mantener una conducta cínica, funcional y controlada al modelo de injusticia neoliberal. Todos quienes nos han gobernado son responsables de nuestros grandes problemas, y que hayan convocado a un plebiscito y a una convención constitucional no los exime de esa responsabilidad.»

Interrogado sobre los hábitos y conductas, que deben ser corregidos o superados en la próxima composición de la dirección nacional de la CUT, el dirigente de los municipales contestó  que los integrantes del próximo Ejecutivo de la CUT deben ser hombres y mujeres que estén vinculados al trabajo y a la organización sindical, «evitar lo que sucede en la actualidad, donde un número de dirigentes de la dirección política de la CUT no pertenecen a ninguna organización sindical ni tampoco están asociados a ningún sector laboral, cuestión que hace perder la perspectiva de las verdaderas necesidades de los trabajadores y pone en duda la representatividad de la central.»

Sobre el balance general que los miembros de la Lista hacen del levantamiento social del 18 de octubre de 2019, y sus perspectivas frente a los cambios y transformaciones que debiera enfrentar el país, el dirigente manifestó que valoran enormemente el rol de la juventud chilena que se ha movilizado desde el primer día del estallido social: «Su ejemplo ha sido un histórico llamado al campo popular y a los trabajadores para superar la histórica derrota de lo que ha significado el golpe de Estado a Salvador Allende, enfrentar la dictadura militar después y resistir en la actualidad, a las consecuencias sociales de la economía neoliberal. Estamos trabajando fuertemente para hacer del estallido social sea un movimiento popular con programa, con plataforma de lucha y con proyección de futuro. Queremos hacer del 18 de octubre el inicio del despertar de los trabajadores y los pueblos de Chile, y evitar con ello, la repetición del engaño de lo que fue la denominada transición política de fines de los años 80, que dejó al pueblo sin poder y le arrebató todo su protagonismo político.»

Consultado sobre el debate constitucional que se avecina, Fabián Caballero, declaró que el movimiento sindical no puede permitir que se acuerden reformas cosméticas y superficiales a la constitución pinochetista: «debemos avanzar en transformaciones profundas, de fondo y estructurales, y para eso necesitamos una central de trabajadores profundamente democrática, con más autonomía y con más auto-planificación, que sea un muro de contención a la intervención de gobiernos, de operadores políticos neoliberales disfrazados de progresistas y de las denominadas ONG. Todos ellos desvirtúan las genuinas demandas de los trabajadores, vaciándose de contenido, alterando su orientación política y usándonos como plataforma electoral de los mismos sectores que han gobernado. Necesitamos para los nuevos tiempos, una nueva dirección política de la CUT que contribuya a frenar el deterioro ideológico, la desafección política y la dispersión organizativa de los trabajadores.»

¿Qué correcciones y propuestas plantea su lista para una nueva conducción sindical de la CUT, durante los próximos cuatro años?

«Necesitamos una CUT que se plantee el ejercicio del poder en todos los ámbitos que éste se dé. Una CUT que sea ejemplo de insubordinación al neoliberalismo y a sus representaciones políticas. Una CUT que no parlamentaríce las necesidades sociales, esos mismos sectores que hacen vida en el Congreso nos piden desmovilizar nuestras demandas. Queremos contribuir a una CUT que plantee nuevos métodos de dirección y conducción sindical, que desarrolle nuevas formas de organización y tácticas de lucha, una CUT que se abra camino en el siglo XXI para ofrecer una nueva definición de país, una nueva concepción de sociedad, un nuevo modelo de desarrollo nacional y una nueva propuesta económica donde los trabajadores tengamos un rol protagónico y central.»

¿Cómo ven desde la posición de su lista, una salida justa para los trabajadores/asa sobre la actual coyuntura que vive la sociedad chilena de crisis económica, social y sanitaria?

«En tiempos de crisis económica, política, social y sanitaria, necesitamos una Central que sin vacilaciones retome la iniciativa política, que organice la desesperanza, que articule las demandas, que rompa el repliegue social forzado, que reemplace los planes de emergencia por planes de lucha, y que sea un muro de contención al chantaje, al miedo, a las injusticias, a la confusión y a la indefinición.»

«El movimiento sindical debe cuestionar lo neoliberal de la economía, lo antidemocrático de la política y la privatización de los derechos sociales, esa es una tarea primordial. Los trabajadores debemos propender a la formación de nuestros propios cuadros para impulsar las transformaciones que los pueblos y la sociedad demandan y que nunca llegaron. El movimiento sindical debe constituirse en alternativa al modelo, a sus representaciones políticas y a las fuerzas auxiliares que sostienen la institucionalidad de injusticia neoliberal. Pero también el movimiento sindical debe democratizarce, ampliarse y fortalecerse, para ser el catalizador de toda la lucha del campo popular.»

«Hacemos un llamado a todos los trabajadores/as que se reconocen en los grandes hitos de la clase trabajadora chilena que voten por nuestra lista «Trabajadores al Poder» en las próximas elecciones de la CUT. Hacemos un llamado a votar por nuestra lista a todos quienes se reconocen en el ejemplo y en el legado de grandes hombres y mujeres que han grabado su nombre en la historia de la lucha política y social de nuestro país, en particular en el legado y en el ejemplo de lucha de Luis Emilio Recabarren, Salvador Allende, Clotario Blest y Miguel Enríquez.»

Artículos Relacionados

Este jueves comienza la suspensión de 5 días de clases por emergencia sanitaria

Este jueves comienza la suspensión de 5 días de clases por emergencia sanitaria

El objetivo principal de esta medida excepcional y de emergencia es proteger la salud de niños, niñas y adolescentes ante la alta circulación…
Corte de Santiago confirma multas a Minera Escondida por incumplir obligación de informar contratos de exportaciones

Corte de Santiago confirma multas a Minera Escondida por incumplir obligación de informar contratos de exportaciones

SANTIAGO – La Corte de Apelaciones de Santiago rechazó los recursos de reclamación deducidos por la empresa Minera Escondida Limitada en…