• enero 29, 2021
  • Sin comentarios
  • 78
  • 11 minutos de lectura

El impacto político tras la muerte por COVID-19 del ministro de Defensa en Colombia

La muerte del ministro de Defensa colombiano Carlos Holmes Trujillo, a raíz del coronavirus, deja fuertes consecuencias políticas en el…

 El impacto político tras la muerte por COVID-19 del ministro de Defensa en Colombia

La muerte del ministro de Defensa colombiano Carlos Holmes Trujillo, a raíz del coronavirus, deja fuertes consecuencias políticas en el oficialismo y en el panorama electoral. En diálogo con Sputnik, ocho destacados dirigentes oficialistas evaluaron cómo la ausencia de un nombre cotizado por el uribismo para la campaña de 2022 puede cambiar todo.

Era martes cuando Colombia se despertó con una noticia inédita en su historia: el deceso de un ministro de Defensa en ejercicio. Se trató de Carlos Holmes Trujillo, quien perdió la batalla contra el coronavirus. El 26 de enero de 2021 causó revuelo en el Palacio Presidencial; no solo era el hombre al frente de la cartera castrense, sino que era una de las personas más cercanas al presidente, Iván Duque, además de la principal carta destapada del partido oficialista Centro Democrático, del exmandatario Álvaro Uribe (2002-2010), a las elecciones de 2022.

La situación afectó de tal manera a Duque, que a pesar de que los sepelios presenciales están cancelados por la pandemia, el jefe de Estado hizo una excepción para encabezar las honras fúnebres de quien fuera su amigo personal, principal ministro y consejero en el Gobierno. Sepelio que le costó fuertes críticas, dado que es el primer entierro público desde que llegó el coronavirus a Colombia, que hasta el viernes 29 de enero ya había cobrado la vida de 53.000 personas.Y es que Carlos Holmes Trujillo ocupaba un lugar privilegiado en el Gobierno de Iván Duque. Era el titular de la cartera de Defensa, y en la primera parte de esta administración se había desempeñado como canciller, justo para hacerle frente a la crisis diplomática entre Colombia y Venezuela. Trujillo, quien participó de todos los gobiernos desde hace dos décadas, llegó a la cartera de Defensa, luego de que el Congreso obligara la renuncia del anterior titular de esa cartera, Guillermo Botero en medio de un escándalo por violación a los derechos humanos en una operación militar.

Se fue el hombre de la experiencia en el Gobierno

Sputnik consultó a seis congresistas del Centro Democrático para conocer el impacto de la muerte de Trujillo en el gobierno Duque y en el uribismo, pues era un hecho conocido que el ministro se presentaría como candidato presidencial en 2022. Asimismo, fueron consultados dos diplomáticos que hacen parte del primer círculo del jefe de Estado y participaron del primer tiempo de su Gobierno, para ponerlo en términos futbolísticos.

Su recorrido en el sector público lo acreditó ante la Casa de Nariño como el hombre de la experiencia, y según las ocho fuentes era una de las personas que más influía en las decisiones del Gobierno. Al punto en que se convirtió en una de las voces que más escuchaba al jefe de Estado a la hora de tomar decisiones. Una condición que, a juicio de los consultados, hizo de Trujillo el elegido por Duque para ondear la bandera del duquismo y presentarse a elecciones como el sucesor natural del actual Gobierno.

¿Qué piensan en el Centro Democrático?

Entre los parlamentarios consultados por Sputnik existe un consenso en que la muerte de Trujillo es esencialmente un golpe anímico para el presidente de la República, pues era el funcionario con el que mayor interlocución tenía. Sin embargo, todos coinciden en que su renuncia al Gobierno, para ser candidato, era un hecho, por lo que su reemplazo ya estaba siendo definido.

En donde es inocultable el efecto es en materia electoral, para 2022. Unas elecciones en las que la principal fuerza política actual, el Centro Democrático, perdió a su principal elector, el expresidente Uribe, quien aún enfrenta un complejo proceso penal. Este escenario deja a la derecha sin su principal carta.

«La muerte de Carlos es un golpazo, porque era el candidato del Gobierno, pero el partido tiene que seguir adelante y elegir a otro, entre los muy destacados dirigentes que tenemos», afirmó la senadora del Centro Democrático Paloma Valencia. 

El planteamiento concuerda con el de un embajador que pidió reserva sobre su nombre por asuntos diplomáticos y quien considera que el efecto de su muerte se sentirá principalmente en la Casa de Nariño y no en las fuerzas uribistas.

«Es un golpe anímico para el presidente. Tenían una relación muy fuerte, una capacidad de influencia sobre el gobierno muy grande. Adicionalmente de que se muera el ministro de la Defensa, que ya es grave, Carlos se iba a lanzar a la Presidencia. Era la representación de lo que se puede llamar el ‘duquismo'».

«No creo que hubiera sido el más fuerte de los candidatos, pero sí era el hombre de la entraña del Presidente. Con esto vuelve a surgir Óscar Iván Zuluaga como una posibilidad fuerte en el uribismo», explicó el funcionario en referencia a quien fue el candidato del uribismo en las elecciones de 2014, las cuales fueron ganadas por Juan Manuel Santos (2010-2018).

Mientras en este escenario electoral Trujillo deja un vacío difícil de ocupar, al interior del Gobierno deja vacante un cupo para otros candidatos. “Este fin de semana debe haber noticias sobre el Ministerio de la Defensa”, anticipó el senador Ernesto Macías, también del Centro Democrático.

¿Quién puede ser el reemplazo de Trujillo en el Ministerio de Defensa?

Representantes a la Cámara y senadores del Centro Democrático consultados sobre quienes están para suceder al fallecido ministro, la mayoría coincidieron en que la baraja de candidatos ya estaba echada antes de la muerte de Trujillo. Todos los consultados sobre el tema pidieron reserva de sus nombres dado que esto pone en riesgo las relaciones de ellos con el Ejecutivo. También confluyeron en dos nombres que llevan ventaja en la carrera por la segunda cartera del país: Rafael Guarín, actual consejero presidencial para la seguridad nacional; y Diego Molano, director del Departamento Administrativo de la Presidencia.

«Guarín quiere y tiene importante experiencia en el sector, pues fue viceministro de Defensa, pero creo que Diego Molano se ha ganado la confianza del Presidente», sostuvo una senadora uribista y destacó que Molano ha sido encargado del diálogo social tras el paro nacional de 2019, una tarea de alta sensibilidad.

Para el representante Edwar Rodríguez, del Centro Democrático, el presidente Duque no tendrá problema a la hora de elegir al reemplazo de Trujillo, ya que «el propio mandatario se ha dedicado de lleno al tema de seguridad y de ahí la fuerte comunicación que tenían con Carlos Holmes».

En la baraja suenan otros nombres, pero con menos posibilidades. Se habla, por ejemplo, de Miguel Ceballos, actual Comisionado de Paz, sobre el cual uno de los congresistas consultados cree que es difícil que deje su labor en el tema de negociaciones, pues ya tiene un camino avanzado en la difícil construcción de confianza con la guerrilla del ELN.

Otro candidato sería el excongresista del uribismo Samuel Hoyos, pero algunos piensan que es muy joven para una cartera tan dura, pues tanto Holmes como el exministro Botero enfrentaron, cada uno, dos intentos de moción de censura por parte del Congreso.

El quinto nombre del sonajero, pero el que peor cae en las huestes uribistas, es el exviceministro de Defensa en la era del presidente Juan Manuel Santos, Jorge Enrique Bedoya, hoy presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC).

Una voz divergente en el escenario es la de la representante Jennifer Arias, quien asegura que el Presidente sabrá elegir el mejor reemplazo posible y agregó: «El presidente ha estado muy golpeado por la muerte de Carlos. No creo que esté definido ya el nombre. A mí me gustaría que fuera una mujer, para cumplir con la paridad de género.”

Carlos Holmes Trujillo tenía 69 años. Era hijo de un destacado dirigente político vallecaucano que se convirtió en uno de los grandes electores del suroccidente del país.  Su primer cargo público fue como  cónsul de Colombia en Japón, en 1976. En 1983 se convirtió en Secretario de Hacienda de Cali, ciudad de las que después fue el primer alcalde elegido por voto popular. Desde 1990 hasta el día de su muerte participó de todos los gobiernos.

Así pues, la muerte del ministro Trujillo no solo tuvo un efecto emocional en la Casa de Nariño sino que implicó un fuerte impacto político, tanto al interior del partido Centro Democrático como en el delicado equilibrio de fuerzas políticas con el que se designan los ministerios en Colombia.

Artículos Relacionados

La estrategia de contención del COVID-19 de Taiwán: tecnología innovadora y cobertura de salud universal

La estrategia de contención del COVID-19 de Taiwán: tecnología innovadora y cobertura de salud universal

Dos años después del inicio de la pandemia de la covid-19, se han registrado más de 510 millones de casos confirmados…
Ministra Vallejo compromete apoyo del Gobierno para una nueva legislación que proteja la labor de la prensa y de los trabajadores de la comunicaciones

Ministra Vallejo compromete apoyo del Gobierno para una nueva legislación que proteja la labor de la prensa y de los…

SANTIAGO – La ministra secretaria General de Gobierno, Camila Vallejo, se reunió con la senadora Fabiola Campillai (IND) y los diputados…
Así es la viruela del mono, la extraña enfermedad que preocupa al mundo

Así es la viruela del mono, la extraña enfermedad que preocupa al mundo

Aunque se parece a la viruela común, la viruela del mono produce una enfermedad más leve, aunque en realidad hasta el…