• noviembre 21, 2020
  • Sin comentarios
  • 131
  • 6 minutos de lectura

Por José Miguel Infante | La otra pandemia

El estallido de octubre 2020 y la pandemia de Covid-19, evidenciaron una violencia silente y cotidiana que carcome los cimientos…

 Por José Miguel Infante | La otra pandemia

El estallido de octubre 2020 y la pandemia de Covid-19, evidenciaron una violencia silente y cotidiana que carcome los cimientos de la convivencia social. Las expectativas sociales, las brechas de ingresos, el derecho a la igualdad entre géneros, el endeudamiento de las personas en los últimos 30 años y, con énfasis, en las dos décadas del siglo XXI, desembocaron en una eclosión de movimientos sociales que claman por mejores pensiones, salud, educación, vivienda y seguridad, reconocimiento de los pueblos originarios, entre otras necesidades urgentes. Sin embargo, subyace el peligro de cimentar este entramado de demandas sociales en un sentimiento de rabia que conduce a la anomia y no a un sentido de fraternidad. Chile y nuestra América Latina tienen múltiples dimensiones en las que deben avanzar decididamente; no obstante, para lograrlo se necesita inundar todos los espacios, físicos y virtuales, de amistad cívica sincera para construir una intersubjetividad – lo que Edmund Husserl llama un nosotros-, basada en la cultura de la paz.

Apremia la necesidad de construir en paz un nuevo pacto social que garantice una buena gobernanza del Estado, centrada de manera sensata en las personas y con la colaboración de todos los actores sociales, en especial, del Periodismo. Así lo demuestra el primer paso, tras la crisis política y social que dio vida el 15 de noviembre de 2019, al “Acuerdo por la Paz Social y nueva Constitución”, suscrito en el Congreso. También hace algunas semanas fuimos testigos y protagonistas de una muestra clara y categórica, de esta philia politike o amistad cívica de Aristóteles, a través de las votaciones que llevaron a dirimir a los chilenos sobre la elaboración de una Carta Magna que reemplace a la Constitución de 1980.

La paz es un bien demasiado valioso para perderlo. No se puede seguir en el absurdo demoledor de los diálogos de sordos. Los enfrentamientos, los disturbios y el vandalismo que se confunden con un errado sentido de misión, ensombrecen el juicio, rechazan el razonamiento y la capacidad de escucha. Ellos no tienen cabida en el clima de concordia aristotélica que debemos fortalecer en el Chile del presente y futuro. Un ejemplo de este sin sentido se refleja en un hecho recurrente, pictórico y simbólico, a la vez. Cada cierto tiempo, la figura de bronce del general Baquedano, ubicada en el centro neurálgico de Santiago, cambia de color entre el crepúsculo y el amanecer, en medio de los vestigios de humo y gases tóxicos, como una historia distópica de una revista de comics que se narra desde lo visceral.

Ese  punto de Santiago, hoy centro de conflicto, otrora fue nuestro espacio de encuentro, un nosotros que debemos conservar, con toda nuestra diversidad y riqueza. La violencia solo crea heridas que no sanan y es capaz de engendrar otra pandemia, aquella que consume en forma abrupta la paz social.


LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE LA RAZÓN

Por José Miguel Infante – Periodista. Director de la Carrera de Periodismo, Universidad Central de Chile UCEN. Magíster en Comunicaciones de la Universidad Diego Portales (UDP) y periodista titulado en la Universidad Católica del Norte. Con amplia experiencia en gestión académica y otras organizaciones, se ha desempeñado como director de las carreras de Periodismo y Publicidad en la Universidad de Las Américas (UDLA); director de la Escuela de Comunicación de la UDP en Temuco y coordinador de la Facultad de Comunicaciones de la UDP, en Santiago. Además, fue jefe del Departamento de Coordinación y Difusión de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior, (ONEMI).

En su trayectoria académica ha sido profesor de pregrado en la Universidad de Santiago de Chile (USACH), en la Universidad Andrés Bello, en la UDLA y la Universidad de Los Lagos. También ha impartido cátedra como académico de postgrado en la Universidad Andrés Bello. Es Profesor Titular de la UDLA y Profesor Adjunto 1 en la USACH.

En medios de comunicación se desempeñó en Agencia UPI, Radio Minería, Radio Portales, Revista Ercilla, y Canal 11 de televisión. Ha sido colaborador del Diario Austral y columnista de medios como Revista Arte y Comunicación, Guioteca, Emol, El Mercurio, y Viajes por Chile. Es coautor del libro “Géneros Periodísticos”, con el Premio Nacional de Periodismo 2015, Abraham Santibáñez y en la actualidad, conduce el programa Mi América Hoy en Radio Universidad Central.

Artículos Relacionados

Corte Suprema ordena hacer abandono de terreno tomado en Arauco: «Ante la pasividad de las autoridades administrativas competentes corresponde adoptar medidas extraordinarias para desalojar el terreno»

Corte Suprema ordena hacer abandono de terreno tomado en Arauco: «Ante la pasividad de las autoridades administrativas competentes corresponde adoptar…

SANTIAGO – La Corte Suprema acogió un recurso de protección presentado por el dueño de un terreno y otorgó un plazo…
La muerte de miles de aves marinas en Perú enciende alarmas sobre la gripe aviar

La muerte de miles de aves marinas en Perú enciende alarmas sobre la gripe aviar

Casi 14.000 aves marinas aparecieron muertas en las costas de Lima, la capital de Perú, presuntamente infectadas con influenza aviar tipo…
¡’Goodbye’ dólar!: estos son los países que cambian la moneda de EEUU por otras divisas

¡’Goodbye’ dólar!: estos son los países que cambian la moneda de EEUU por otras divisas

En medio del reacomodo geopolítico y comercial que atraviesa el mundo, varias naciones apuestan por disminuir su dependencia del dólar y…