• noviembre 17, 2020
  • Sin comentarios
  • 87
  • 6 minutos de lectura

Muertos, desaparecidos y más de 200 heridos en las protestas en Perú

Desde que Martín Vizcarra fue destituido de la presidencia de Perú el 9 de noviembre, miles han tomado las calles…

 Muertos, desaparecidos y más de 200 heridos en las protestas en Perú

Desde que Martín Vizcarra fue destituido de la presidencia de Perú el 9 de noviembre, miles han tomado las calles para protestar por la crisis institucional. Las manifestaciones han sido reprimidas con gases lacrimógenos y perdigones, y han puesto al país en el ojo internacional por las violaciones a los derechos humanos.

Dos jóvenes murieron por la violencia que la Policía desató sobre sus cuerpos durante la segunda marcha contra el presidente interino Manuel Merino en Lima, el 14 de noviembre. El primero fue Bryan Pintado Sánchez, de 22 años, por los diez disparos de perdigón que le impactaron en la cabeza, el cuello, el tórax y el brazo derecho. El segundo fue Inti Sotelo Camargo, de 24, por un proyectil que le perforó el corazón.

Las muertes de los jóvenes provocaron la renuncia de Merino el 15 de noviembre, cinco días después de la destitución de Vizcarra (2018-2020) por «incapacidad moral permanente», aprobada por el Parlamento.

La violencia policial también dejó un saldo de más de 200 heridos; al menos 23 de ellos continúan hospitalizados. Varios sufrieron múltiples lesiones en el rostro, y están pidiendo ayuda económica para sortear los tratamientos médicos.

Tal es el caso de Jean Franco Cabrera Cano, un joven de 24 años, que fue violentado en la avenida Abancay, en el centro de Lima. «Tenían a la Policía detrás apuntandolos para que se retiren, y por delante lanzaron bombas lacrimógenas. Tuvieron que retroceder porque se estaban asfixiando; sin embargo, al momento de alzar la mano para pedir ayuda, fue atacado con gases lacrimógenos en la cara», contó el hermano del joven al periódico peruano La República. Cabrera Cano tiene más de una decena de puntos en el pómulo, perdió tres dientes y tiene la nariz dislocada.

«El día jueves [12] de su atentado, fue tratado en el hospital Dos de Mayo y le dijeron que en siete días le iban a sacar los puntos. Pero su rostro sigue hinchado, ha perdido varios dientes y tiene cortes profundos en el rostro, le han tenido que poner 25 puntos en la cara. Ha quedado completamente desfigurado», aseguró el hermano al portal de noticias peruano Expreso.

Al menos 45 personas estuvieron desaparecidas entre el sábado 14 y el lunes 16. Dos hombres aún no han sido ubicados: Gabriel Rodríguez Medrano y Luis Fernando Araujo Enriquez. La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) elaboró una plantilla que se actualiza en tiempo real con la información.

Este martes 17 de noviembre la CNDDHH denunció a Merino y a sus ministros «por la violenta represión hacia las marchas nacionales». El día anterior la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó las violaciones a los derechos humanos ocurridas en el contexto de las protestas sociales en Perú, llamó a «resolver la crisis institucional por vías democráticas», y se puso «a disposición del Estado peruano para realizar una visita de trabajo».

Artículos Relacionados

Descubren una molécula que recupera el crecimiento del cabello

Descubren una molécula que recupera el crecimiento del cabello

Expertos de la Universidad de California en Irvine han encontrado una molécula responsable del crecimiento del cabello y que puede restablecerlo…
Aborto, armas y religión: primeros pasos de los conservadores en el dominio de la Corte de EEUU

Aborto, armas y religión: primeros pasos de los conservadores en el dominio de la Corte de EEUU

Aborto, armas y religión. Un cambio importante en las leyes en cualquiera de estos ámbitos puede dar lugar a un lapso…
Revelan el devastador efecto de vivir en el espacio en los huesos de los humanos

Revelan el devastador efecto de vivir en el espacio en los huesos de los humanos

Los cosmonautas pierden décadas de masa ósea en el espacio que muchos no recuperan ni siquiera después de un año de…