• diciembre 21, 2019
  • Sin comentarios
  • 81
  • 4 minutos de lectura

Por Silvia Lobos Pino | Dormir bien «0-6 meses» – Como enseñarle buenos hábitos 

Al igual que educamos a nuestros hijos en la manera correcta de comer, debemos formarlos para que adquieran una conducta…

 Por Silvia Lobos Pino | Dormir bien «0-6 meses» – Como enseñarle buenos hábitos 

Al igual que educamos a nuestros hijos en la manera correcta de comer, debemos formarlos para que adquieran una conducta saludable a la hora de dormir.

Por *Silvia Lobos Pino
Técnico Nivel Superior en Educación Parvularia
Secretaria Nacional – Colegio de Técnicos en Atención de Párvulos de Chile A.G.

Si no enseñamos a dormir correctamente a nuestros hijos antes de los cinco años, con toda probabilidad padecerán problemas de sueño para el resto de sus días. La cuestión es: ¿cómo se les enseña?

0-6 MESES

No podemos pretender que duerma cuando queramos, pero sí sentar las bases para un futuro tranquilo.

El ritmo biológico de los adultos se repite, más o menos, en periodos de 24 horas; es lo que se llama un ciclo circadiano (palabra que significa cerca de un día). Cada jornada se suceden las mismas funciones: variaciones de temperatura corporal, segregación de algunas hormonas…, y las mismas necesidades: comer, dormir…

En el recién nacido este ritmo suele darse cada tres o cuatro horas: el bebé se despierta, come, se vuelve a dormir… Hacia los tres meses su ciclo empieza a variar y ya tienen fases de sueño más prolongadas durante la noche.

Aunque antes de los seis meses no podemos pretender que duerma seis horas de un tirón, ya es posible sentar las bases de un sueño tranquilo.

Es importante que en sus siestas diurnas perciba que hay luz solar y que no se eviten los ruidos normales de la casa. Pero, sobre todo, los padres deben tratar de que su hijo sea feliz: levantarlo a menudo, consolarlo de inmediato, no dejarlo en la cuna cuando esté despierto durante el día.

Para que el bebé aprenda a diferenciar la noche conviene que haya oscuridad (no es necesario que sea total) y silencio. Es bueno empezar  asociar algún elemento diferenciante, exclusivo de la última hora del día, con el acto de acostarlo: el baño al caer la tarde, un rato de juego tranquilo antes de dormir…


*Técnico en Atención de Párvulos, Técnico Nivel Superior en Educación Parvularia y Estudiante de Trabajo Social. Se desarrolla profesionalmente en la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI) – Los Ángeles. Es columnista y comentarista de varios medios de comunicación. Fundadora y Subdirectora del medio de comunicación digital La Razón.

Artículos Relacionados

Todo lo que tienes que saber sobre la viruela de monos que azota ahora a todo el mundo

Todo lo que tienes que saber sobre la viruela de monos que azota ahora a todo el mundo

El mundo no ha logrado recuperar la normalidad tras la pandemia del COVID-19, y ahora se enfrenta a otro virus peligroso…
Se detecta en Argentina el primer caso sospechoso de viruela del mono

Se detecta en Argentina el primer caso sospechoso de viruela del mono

Las autoridades sanitarias de la ciudad de Buenos Aires detectaron el primer caso sospechoso de la viruela del mono en Argentina,…
Universidad Austral de Chile abre nuevo pulmón verde a la comunidad

Universidad Austral de Chile abre nuevo pulmón verde a la comunidad

Ubicado en el sector de Cabo Blanco, Valdivia, el Centro de Humedales Río Cruces abrirá sus puertas este 27 de mayo…