• octubre 25, 2018
  • Sin comentarios
  • 12
  • 8 minutos de lectura

OPINIÓN / PATOLOGÍA DE PISO PÉLVICO Y REHABILITACIÓN KINESIOLÓGICA 

OPINIÓN / PATOLOGÍA DE PISO PÉLVICO Y REHABILITACIÓN KINESIOLÓGICA 

Piso pélvico es un músculo que está ubicado en la cavidad pélvica, en la parte inferior de nuestro cuerpo y lo que hace es dar sostén a los órganos pélvicos, que son la vejiga, el útero y el recto evitando que se caigan o desciendan.  Así, cuando este músculo está debilitado o deja de funcionar, los pacientes empiezan a presentar patologías como incontinencia fecal, incontinencia de orina o prolapso, que es cuando los órganos pélvicos se asoman por el canal vaginal.

por: Pamela Espinoza Pulgar 
Jefa de Carrera de kinesiología de la Universidad Santo Tomás Los Ángeles

Según estudios, el 65% de los chilenos padece alguna patología de piso pélvico y de ellos, sólo el 25% consulta a algún especialista

Esta condición se da principalmente en mujeres que han estado embarazadas, aun cuando hayan tenido sus partos por cesáreas. Cuando las mujeres han tenido partos vaginales, con bebés con un peso mayor a 3 kilos 500 gramos o han necesitado instrumentalización, tienden a presentar mayor cantidad de complicaciones.

La obesidad es otro factor de riesgo en las mujeres, ya que el aumento de peso produce una hiperpresión de la cavidad abdominal y ello afecta directamente a todos los órganos pélvicos, por ende, a la musculatura del piso pélvico.

Ahora, una mujer que está embarazada debiera entrenar para fortalecer la musculatura del piso pélvico a partir de la semana 12, porque el embarazo de por sí lo va a debilitar o dañar, independiente del tipo de parto que tenga y por eso, es muy común que durante el embarazo presenten incontinencias de orina, por ejemplo, al toser o al realizar algún esfuerzo.

Por su parte, una mujer que está en condición de post parto, si o si debe entrenar la musculatura del piso pélvico, porque va a presentar una debilidad de esta musculatura, solo por el hecho de haber estado embarazada durante 9 meses y haber aumentado un promedio de 10, 12 kilos. Ello produce una sobrecarga en esta musculatura y más aún si tuvo un parto vaginal, donde la musculatura puede presentar denervación, desgarros o episiotomía, que son aquellos cortes en la musculatura. Entonces tras un post parto, siempre la musculatura va a estar debilitada, y si no se trata, con el tiempo va a generar una disfunción de piso pélvico.

En tanto, para una mujer no embarazada, joven y que nunca ha tenido hijos, idealmente es el momento para que ella comenzara a prevenir estas futuras lesiones, haciendo ejercicios localizados de la musculatura, que se llaman ejercicios de Kegel, donde debe aprender a contraer y relajar. Con cinco minutos diarios de este ejercicio se podría prevenir futuras lesiones o disfunciones pelviperineales.

En el caso de los hombres, a ellos les puede dar una patología diferente a la de las mujeres, porque el músculo, en vez de estar debilitado, puede estar muy contraído, porque retienen orina o por presentar hiperplasia prostática. Para ellos, la recomendación es no aguantar la orina, cuando tengan deseo de miccionar. También si es un paciente que va poco al baño, debe ir cada dos o tres horas al baño, tenga o no tenga deseo, porque la vejiga siempre tiene un residuo post miccional, entonces si el paciente no tiene ganas y va al baño, lo más probable es que siempre va a eliminar algo. Otra indicación es evitar alimentos que son irritantes de la vejiga, como el café, el mate, el té, los condimentos, los chocolates, cervezas y el cigarro.

¿Cuándo ir al kinesiólogo?

Es importante destacar que la patología de piso pélvico tiene resolución kinésica cuando está en las primeras etapas, por ejemplo, cuando las gotitas de orina que caen son leves y no todos los días, o cuando el órgano todavía no sale del introito de la vagina. También, cuando se tienen los primeros síntomas de la incontinencia fecal, ese es el momento en que el kinesiólogo puede hacer algo y nosotros los rehabilitamos a través de entrenamiento muscular de piso pélvico, biofeedback, aplicación de corrientes intracavitarias, o neuromodulación del tibial posterior, que se colocan en un nervio del pie y que viajan desde el miembro inferior, hacia la musculatura pélvica y de la vejiga.

Pero también la rehabilitación tiene que ver con el entrenamiento muscular del piso pélvico, que son ejercicios de fortalecimiento o relajación, de acuerdo a lo que necesita el paciente, asociado también a las conductas posturales y a un adecuado entrenamiento de la cavidad abdominal y de la cavidad pélvica, evitando siempre hiperpresiones en la cavidad abdominal.

Así se orientan a las posturas, en cuanto a cómo debe respirar, cómo debe defecar, cómo debe toser, cómo tiene que contraer la musculatura cuando realiza una fuerza, qué entrenamientos tiene que tener para ir al baño; es decir, no sólo es el ejercicio de contraer y relajar la musculatura, sino que es una educación tanto de la postura, vesical y del control defecatorio. También de la ingesta adecuada de líquidos y alimentos. Deben evitar consumo de alimentos irritantes como los mencionados anteriormente. La gente cree que, por tener la patología, no debe consumir agua y no es así, debe consumir entre 1,5 a 2 litros de agua, ir al baño cada dos o tres horas, no consumir estos alimentos prohibidos que te mencioné, no realizar deportes que generen hiperpresión, e idealmente 2 horas antes de dormir no consumir líquidos.

Este tema en Chile tiene un auge hace poco tiempo, porque antiguamente, la gente igual tenía la patología, pero no se atrevía a consultar. La gente creía que era normal orinarse o tener los síntomas mencionados anteriormente, entonces se colocaban paños, lavándose a cada rato y generando infecciones urinarias. Daba vergüenza consultar, porque no sabía si esto tenía solución y antiguamente, la gente cuando comenzó a consultar, los médicos operaban y con el tiempo se han realizado investigaciones y estudios, donde ahora la primera línea de tratamiento es la rehabilitación kinésica y si el paciente no mejora con kinesiólogo se debe operar, porque toda operación conlleva un riesgo, entonces hay que evitar cualquier cirugía en los pacientes, aun cuando sean jóvenes o de edad.

Ahora ha cambiado la cultura y la gente se está interiorizando un poco más en esto. Los médicos se han especializado más. Cualquier Ginecólogo o Urólogo debe especializarse en esa línea para entender esta patología. Los kinesiólogos igual, son un año y medio más de estudio o especialización, para poder adquirir las competencias en esta área.

Por eso, cuando tengan estas patologías o empiecen a presentar estos síntomas, se deben atrever a consultar, porque hay mejora, hay ayuda. A los pacientes esto les cambia la calidad de vida, se atreven a tener relaciones sexuales nuevamente, se atreven a salir de la casa y vuelven a hacer sus actividades de la vida diaria de forma normal.

Artículos Relacionados

Así hackearon los iPhones de al menos 9 funcionarios estadounidenses

Así hackearon los iPhones de al menos 9 funcionarios estadounidenses

Los iPhones de al menos nueve funcionarios del Departamento de Estado y embajadas de EEUU que trabajaban en asuntos relacionados con…
Por Alfredo Jalife-Rahme | Biden aplica en México el trumpismo migratorio sin Trump

Por Alfredo Jalife-Rahme | Biden aplica en México el trumpismo migratorio sin Trump

En forma increíble, Biden reanuda la polémica política migratoria de «Quédate en México» de su antecesor que tanto rechazó, mientras adopta,…
Por Hernán Narbona Véliz | Generación del 70, con la Esperanza

Por Hernán Narbona Véliz | Generación del 70, con la Esperanza

Hablo en este artículo desde los adultos mayores que fuimos la Generación de los 60 y 70. Hemos cruzado 5 décadas…