• julio 28, 2018
  • Sin comentarios
  • 59
  • 3 minutos de lectura

CIENCIA / INVESTIGACIÓN FONDECYT SOBRE FORMACIÓN CEREBRAL ES PUBLICADA EN LA REVISTA NATURE CELL BIOLOGY

El estudio pionero, liderado por el doctor Hery Urra, del BNI, identificó nuevas funciones en la proteína IRE1, relacionadas con…

 CIENCIA / INVESTIGACIÓN FONDECYT SOBRE FORMACIÓN CEREBRAL ES PUBLICADA EN LA REVISTA NATURE CELL BIOLOGY

El estudio pionero, liderado por el doctor Hery Urra, del BNI, identificó nuevas funciones en la proteína IRE1, relacionadas con la estructura y movilidad de las células, lo que podría ser clave para entender el proceso de metástasis en cáncer.

La proteína IRE1 ha sido considerada por décadas como un sensor de estrés presente en todas las células, de diversos animales, y que actúa como reparador de las mismas cuando existe algún daño a nivel proteico. Pero a esta concepción, se le agrega ahora una nueva funcionalidad que puede significar un aporte significativo en diversas investigaciones, especialmente en medicina y estudios del cáncer.

Un proyecto liderado por el doctor Hery Urra, e integrado por científicos chilenos del Centro Fondap de Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo, GERO, financiado por CONICYT; y del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica, BNI, descubrió que la IRE1 cumple un rol fundamental en la movilidad de las células, ya que controla el citoesqueleto de las mismas, regulando su movimiento. Los resultados de este proyecto fueron publicados en la importante revista científica Nature Cell Biology.

Al respecto, el doctor Claudio Hetz, co-director del BNI e investigador asociado del GERO, explica que “descubrimos que esta proteína es central para controlar la eficiencia y velocidad de las células, estén sanas o no. Se pudo combinar múltiples modelos animales, como mosca de la fruta, peces cebra y ratones; y relacionarlo con patologías humanas. Así, pudimos comprender que la IRE1 tiene un rol directo en la formación cerebral, ya que cuando ésta se desactiva, el órgano presenta problemas de desarrollo por una alteración del movimiento neuronal, lo que puede conllevar ciertos retrasos cognitivos”.

Este es el segundo artículo nacional publicado en Nature Cell Biology, que destaca por su carácter multidisciplinario, pues considera diversas áreas de estudio, e involucra a profesionales de diferentes organismos especializados, cada uno aportando a un mismo objetivo desde su propia experiencia.

“Es un hito muy importante, porque refleja que la ciencia colaborativa da frutos. Formamos un grupo de diversos centros de excelencia que nos comprometimos a trabajar juntos y aquí están los resultados. La sinergia y el compromiso de todos, junto al aporte fundamental de Fondecyt y Fondap, fue crucial para este proyecto, que lleva varios años”, afirmó el doctor Hetz.

El siguiente paso para la investigación del doctor Urra es poder investigar el rol de la proteína IRE1 en el ámbito oncológico. Al tener un rol preponderante en la movilidad de las células, ahora buscarán determinar de qué forma incide en la diseminación o metástasis en cáncer de mama, cerebral o melanomas.

Fuente: Conicyt

Artículos Relacionados

Los científicos rusos logran incrementar la firmeza y resistencia de aleaciones de aluminio

Los científicos rusos logran incrementar la firmeza y resistencia de aleaciones de aluminio

Los científicos de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Rusia MISIS (NUST MISIS) pudieron incrementar la firmeza y resistencia…
Científicos alertan: Viruela del mono ha mutado a un ritmo mucho más rápido de lo esperado

Científicos alertan: Viruela del mono ha mutado a un ritmo mucho más rápido de lo esperado

El virus es portador de 50 nuevas mutaciones no vistas en las cepas anteriores de la enfermedad detectadas entre 2018 y…
ONU advierte: La producción de cocaína alcanza un máximo histórico

ONU advierte: La producción de cocaína alcanza un máximo histórico

La producción de cocaína alcanzó un máximo histórico en el 2020, según informó la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el…