• mayo 3, 2018
  • Sin comentarios
  • 27
  • 7 minutos de lectura

SALUD / Ministro Santelices: “A partir de este protocolo ganaron las mujeres, ganó Chile y ganó la salud pública”

SALUD / Ministro Santelices: “A partir de este protocolo ganaron las mujeres, ganó Chile y ganó la salud pública”

El secretario de Estado también se refirió al cuantioso déficit que dejó la administración anterior en temas tan sensibles como listas de espera y no pago de licencias médicas.

“En ningún momento, el cambio de protocolo ha generado un perjuicio alguno a las mujeres”, aclaró enfáticamente el Ministro de Salud, Emilio Santelices, durante la interpelación que se desarrolló este miércoles 2 de mayo ante la Cámara de Diputados. Una instancia que la autoridad calificó como una “magnífica oportunidad” para dar seguridad de que la ley se cumplirá cabalmente, además de generar seguridades en las mujeres de Chile.

En respuesta a las preguntas de la diputada radical, Marcela Hernando, el Secretario de Estado argumentó que, tanto el Ministerio como la administración del Presidente Sebastián Piñera, han definido que uno de los ejes inspiradores de nuestro programa es terminar con la discriminación hacia las mujeres en cualquier circunstancia y lo que el actual gobierno está realizando es resguardar el derecho de todas ellas.

En este sentido, la autoridad destacó que sin el cambio en el protocolo, habrían quedado sin atención un millón 195 mil mujeres que se atienden en las instituciones privadas de salud que mantienen convenios con el Estado. “Desde el punto de vista nuestro, que es el eje sanitario, pudimos observar que, por un lado, necesitábamos resguardar los derechos de todas las mujeres que requieran hacer uso de la ley de manera estricta, pero por otro lado, también necesitamos mantener el derecho de aquellas mujeres que requieran otras atenciones cuando el sistema público no fuera capaz de entregárselas”, aseveró el Ministro.

La autoridad destacó también que el Ministerio de Salud respeta las leyes de la República, asegurando que las prestaciones relacionadas con la Interrupción Voluntaria del Embarazo se lleven a cabo, pero también, preocupándose de todas las mujeres de Chile que hubieran quedado sin atención médica de no haberse modificado el protocolo. Además, el Secretario de Estado, afirmó enfáticamente que, en condiciones de urgencia, ningún equipo de salud puede declararse objetor de conciencia.

Otro de los puntos abordados por el Ministro es que sólo el 0,5% de las instituciones de salud de la red son objetoras de conciencia y que, de las tres que solicitaron ser acogidas a tal nombramiento, a una se le negó esta posibilidad en primera instancia por no cumplir con las exigencias establecidas en el nuevo protocolo.

Sobre las razones que lo llevaron a modificar el protocolo de objeción de conciencia sobre la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, el Ministro explicó que su determinación respondió a la historia sanitaria que lo antecede, a su trayectoria de dedicación a atender pacientes críticos. “Aquí estábamos enfrentados a responder a miles de mujeres que, de no responder con claridad y profunda convicción, se pudieron ver vulneradas en sus derechos”.

“En ningún momento este Ministerio y el desarrollo que hemos hecho de este protocolo, se ha visto sobrepasando ninguna institucionalidad que corresponda”, aclaró el Ministro, quien también agregó que lo que se está haciendo está apegado a la ley y se realiza para responder a las necesidades de las personas en cualquier circunstancia.

Además de responder por el cambio en el protocolo, el Ministro sinceró las cifras respecto al estado en que recibió la cartera, refiriéndose a una “pesada mochila”. En este sentido, detalló que la deuda hospitalaria actual, proyectada en casi $800 mil millones, equivale a la posibilidad de construir 15 recintos asistenciales. También, se refirió a las listas de espera que hoy superan las 285 mil personas y que existen casi 6 mil personas que llevan más de 3 años esperando atención programada. Asimismo, destacó que en el caso de las licencias médicas, el gasto ha aumentado en 52% en los últimos cuatro años y alcanza a más de 700 mil millones de pesos, sin considerar que hay más de 270 mil licencias en tramitación y casi 50 mil licencias sin pagar.

 

Fuente: Minsal.