OPINIÓN / DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS

Opinión

Esta semana, conmemoramos los Derechos Humanos, especialmente celebramos que  hace 70 años, un memorable 10 de diciembre del año 1948, tuvo lugar la aprobación y proclamación de la Declaración Universal de Derecho Humanos en la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaración que establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse en el mundo entero. 

por Sergio Vallejos Carle
Secretario Regional Ministerial de Justicia y Derechos Humanos de BioBío

Esta Declaración proclama como ideal común, la promoción, mediante la enseñanza y la educación, del respeto a estos derechos y libertades, y asegurar, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.

Los Derechos Humanos son inherentes a toda persona, sin distinción de raza, sexo, nacionalidad, origen social, lengua, religión o cualquier otra condición. Por lo que es nuestro deber y compromiso respetarlos y honrarlos en cada momento, pues son vitales para un entorno social libre, digno, justo y en paz. Es por ello que, esta materia no solo compete a un sector político ni a un grupo de personas u organismos, sino que constituye una cuestión de Estado que abarca todo tiempo y espacio.  Tal como lo señaló la Asamblea General de las Naciones Unidas en el acto histórico en que se aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos, el día 10 de diciembre de 1948, en donde pidió a todos los Países Miembros que publicaran el texto de la Declaración y dispusieron que fuera “distribuido, expuesto, leído y comentado en las escuelas y otros establecimientos de enseñanza, sin distinción fundada en la condición política de los países o de los territorios”

El Gobierno de Chile, a través de su Ministro de Justicia y Derechos Humanos, don Hernán Larraín Fernández, y especialmente por medio de la Subsecretaría de Derechos Humanos, doña Lorena Recabarren Silva, se impuso la misión de seguir avanzando en su difusión, reconocimiento, promoción y garantía de todos los derechos humanos a lo largo del país y para todos sus habitantes, ya que estos son los vectores fundamentales de la labor de todos sus órganos públicos. Es por esta razón que se crea La Subsecretaría de Derechos Humanos, siendo el primer órgano que tiene como principales funciones el proponer, coordinar y asesorar en materia de derechos humanos de forma permanente, con el propósito esencial de incorporar el enfoque de derechos humanos en la gestión pública de las distintas instituciones del Estado.  Encomendándole la misión de la promoción y protección efectiva de los derechos humanos en los diferentes ámbitos del quehacer nacional, el diálogo y cooperación con la sociedad civil y con los organismos internacionales de derechos humanos, a través del diseño, implementación y evaluación de políticas, planes y programas; teniendo también a su cargo la coordinación y colaboración entre instituciones públicas; y la producción de información, estudios y propuestas de reformas legales. De ahí que, alcanza una destacada relevancia la capacidad coordinadora que dentro de la Administración central le ha sido conferida a la Subsecretaría, para reunir esfuerzos y compromisos en la creación, implementación y evaluación de políticas públicas con enfoque de derechos humanos y con impacto social.

En tal sentido, el Presidente de la República, don Sebastián Piñera, ha adquirido el compromiso de trabajar y velar especialmente por aquellas personas que son más vulnerables, como los niños, niñas y adolescentes, así como también las personas privadas de libertad, las personas que sufren alguna enfermedad, los migrantes, los pueblos originarios, y desde luego los adultos mayores, las personas de diversidad sexual, las personas con discapacidad y las familias con escasos recursos. Por esta razón, nuestro Gobierno ha implementado diversos programas, entre ellos la iniciativa “Compromiso País”, la cual busca un instrumento fuerte y robusto para preocuparse de los grupos más vulnerables, quienes requieren una atención del especial de parte del Estado, para que sus sueños, necesidades y urgencias nunca más sean invisibles para la sociedad. Con este anhelo, el Gobierno, asume la ardua pero noble tarea de hacernos cargo de los obstáculos que frenan e impiden la incorporación integra a la sociedad de cada miembro de nuestra nación, como lo son la falta o mala calidad de la educación, especialmente en la educación temprana, la falta o mala calidad de los empleos, la dificultades que genera la dependencia física, la privación de servicios tan básicos como agua potable o servicios sanitarios, las discriminaciones arbitrarias, así como la inseguridad y temor que angustia la vida de tantos compatriotas.

Nuestro Presidente, también ha enfatizado que todos los derechos del ser humano deben ser protegidos y promovidos, especialmente el derecho a la vida, a la libertad, el derecho al no estar sometido a esclavitud ni a torturas, a la libertad de opinión, libertad de expresión, a la libertad de educación, así como a la libertad de trabajo y todas las libertades que como ser humano nos corresponden. Y nos recalca que, Chile siempre debe mantener una actitud de alerta, de ciudad, de prevención y de anticipación para cumplir con el mandato constitucional y moral de respetar, proteger y promover los derechos humanos de todos, con el fin de nunca volver a tener capítulos oscuros en materia de derechos humanos, y así ser capaces como nación de crear una cultura sólida, robusta, compartida y respetada de derechos humanos, que nos permita garantizarles a las generaciones actuales y futuras, que sus derechos humanos siempre van a ser respetados.

Como Secretaría Regional Ministerial de Justicia y Derecho Humanos de la Región del Biobío, tuvimos la dicha de celebrar este día en Lebu junto a sus niños, niñas y adolescentes, así como con la orquesta Infantil Mapuche “Pu Pichikeche Ayekatuve” (Niños Hacedores de Música), quien son parte de la Oficina de Protección de Derechos (OPD) de la comuna, y que nos deleitaron con su música, alegría y cultura mapuche.

Y en este mismo evento, nosotros velamos por entregarles de manera didáctica información sobre sus derechos esenciales y también los invitamos a ejercer todos sus derechos, ya que los niños son el presente y futuro de toda sociedad, por lo que entregarles las herramientas necesarias para desenvolverse en la sociedad y protegerlos es una preocupación fundamental para el Gobierno de Chile.

Comentarios

comments