SALUD / NEUROCIENTÍFICOS HAN DESCUBIERTO UNA REGIÓN NUNCA ANTES VISTA EN EL CEREBRO HUMANO 

Salud

¿Qué hace a los humanos diferentes de los primates? Por supuesto, el cerebro.

Durante la creación de un atlas de anatomía cerebral, neurocientíficos han encontrado una estructura cerebral no antes vista.

El neurocientífico George Paxinos y su equipo en Neuroscience Research Australia (NeuRA), han nombrado a su hallazgo núcleo endorestiforme porque está ubicado dentro del pedúnculo cerebeloso inferior (también conocido como cuerpo restiforme). Se encuentra en la base del cerebro, cerca de donde el cerebro se une con la médula espinal. Esta área está involucrada en recibir información sensorial y motora para refinar nuestra postura, equilibrio y movimientos.

“El pedúnculo cerebeloso inferior es como un río que transporta información desde la médula espinal y el tronco cerebral hasta el cerebelo”, explica Paxinos. “El núcleo endorestiforme es un grupo de neuronas, y es como una isla en este río”.

Paxinos confirmó la existencia de esta estructura cerebral gracias a una técnica de tinción cerebral relativamente nueva que desarrolló para lograr que las imágenes de los tejidos cerebrales sean más claras para el último atlas de neuroanatomía en el que estaba trabajando.

Estas manchas se dirigen a los productos celulares que se están fabricando activamente en el cerebro que proporcionan un mapa de los tejidos del cerebro. Esto ayuda a diferenciar los grupos neuronales por su función en lugar de la forma tradicional de separarlos por el aspecto de las células, revelando lo que se conoce como quimioarquitectura del cerebro.

“El núcleo endorestiforme es demasiado evidente por su tinción densa en la enzima acetilcolinesterasa, tanto más evidente porque las áreas circundantes son negativas”, explicó Paxinos.

De hecho, Paxinos había estado recibiendo pistas de que el núcleo endorestiforme ha existido durante décadas. En un procedimiento llamado cordotomía anterolateral terapéutica, una cirugía para aliviar el dolor extremo e incurable mediante el corte de vías espinales, él y sus colegas notaron que las fibras largas de la columna vertebral parecían terminar alrededor de donde se encontraba el núcleo endorestiforme.

La ubicación de esta parte esquiva del cerebro hace que Paxinos sospeche que puede estar involucrado en el control motor fino, algo que también está respaldado por el hecho de que esta estructura no se ha identificado en otros animales, incluidos los monos Rhesus.

El cerebro de los humanos es dos veces más grande comparado con el de los chimpancés. Además, un mayor porcentaje de nuestras vías neuronales cerebrales que indican movimiento hace contacto directo con las neuronas motoras (20% más en comparación con otros primates).

Por lo tanto, el núcleo endorestiforme puede ser otra característica única en nuestro sistema nervioso, aunque todavía es muy pronto para concluirlo. Es necesario realizar estudios de alta resolución en humanos vivos para poder saber más acerca de este nuevo descubrimiento.

Fuente

Comentarios

comments