CÁMARA BAJA / COMISIÓN DE OBRAS PÚBLICAS SOLICITA QUITAR URGENCIA A PROYECTO DE DECODIFICADORES ILEGALES

Cámara Baja

La iniciativa está calificada con urgencia de discusión inmediata, que implica desarrollar el trámite legislativo en seis días. Los legisladores esperan discutir mayormente la situación de los decodificación ya existentes y el marco sancionatorio.

De manera transversal, la Comisión de OOPP, Transportes y Telecomunicaciones, presidida por la diputada Jenny Álvarez (PS), solicitó al Ejecutivo quitar la urgencia de discusión inmediata (seis días para el trámite) al proyecto (boletín 10294) que establece sanciones a la decodificación ilegal de los servicios limitados de televisión.

Los diputados se vieron complicados frente a la decisión, ya que previamente tomaron conocimiento que en Chile existen alrededor de 300.000 usuarios de dispositivos destinados a decodificar señales satelitales de forma ilegal, según las cifras dadas por Aduanas.

También conocieron los datos entregados por el Observatorio del Comercio Ilícito de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), que estima que tales aparatos generan pérdidas de más de 66 millones de dólares en las empresas operadoras de televisión satelital. En fin, el se reconoce como importante y delicado, más aún, cuando el Tratado de Libre Comercio con EE.UU. protege a las empresas operadoras.

Sin embargo, hubo un punto extra a considerar, tal como lo expresó el diputado René Manuel García (RN), tras analizar el proyecto, que dice relación con los dispositivos que ya están instalados.

“Le pedimos a la subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, que le quitara la urgencia para tratar el proyecto después de la semana distrital. Resulta que las multas son tan grandes que no se puede hacer una ley con efecto retroactivo y la idea es que las personas que ya tienen decodificador no sean multadas”, expresó el diputado.

Cabe destacar que la moción establece multas que van desde de diez a mil UTM, es decir, entre los 450 mil a los 45 millones de pesos, aproximadamente, a fin de sancionar a quienes lucran con el negocio de la piratería.

Para el diputado Jaime Mulet (FRVS), este amplio y costoso rango de penas no está delimitado, ya que “cualquier persona que tenga hoy un decodificador, con la actual redacción, podría ser multada y sujeta a una formalización. “Eso es grave”, enfatizó.

El parlamentario también planteó algo que le preocupa y es que “al prohibir todo uso de decodificadores que no sean de las operadoras puede ser una restricción a la libertad de expresión y al derecho de información consagrado en la Constitución”.

Ambos diputados comentaron que la norma no solo debe sancionar la piratería de las señales de TV pagada, sino que también debe defender al usuario común, al de escasos recursos y al que vive en zonas aisladas, donde no llegan estas grandes empresas operadoras de TV.

La propuesta legislativa fue presentada el 9 de septiembre de 2015, por los senadores Guido Girardi, Juan Pablo Letelier, Manuel Antonio Matta (hoy diputado), Manuel Ossandón y Patricio Walker.

En la moción, los parlamentarios citan recomendaciones entregadas por la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (CITEL), que sugiere que “los prestadores del servicio de TV satelital por suscripción realicen los mayores esfuerzos para mantener actualizados los medios y procedimientos técnicos de acceso condicionado a las señales transmitidas”.

Asimismo, plantean que se adopten disposiciones “para impedir la importación, comercialización y uso de equipos receptores satelitales con capacidad de desencriptar señales de sistemas de TV satelital por suscripción sin la debida autorización”.

Fuente: Cámara de Diputados 

Comentarios

comments